Escrito por Arechiga Palomera

En el Estado de Jalisco, al extremo sur de la Bahía de Banderas y límite sureño del todavía Golfo de California, se encuentra Playa Corrales, un paraíso escondido entre profundos acantilados rocosos y aún guardada celosamente del desarrollo urbano y turístico de la ciudad de Puerto Vallarta. El clima es del tipo semicálido subhúmedo fresco, con lluvias en verano AW0(W). La temperatura y precipitación pluvial promedio anual oscilan entre los 26°C a 28°C y de 930.8 mm a 1,668.0 mm, respectivamente1. Sin duda, un clima bastante agradable para hacer Camping. 

Punta al sur de Corrales

El sur de la bahía está dominada por playas rocosas, que consisten de un gneiss feldespático de biotita de grano grueso, esquistos y filitas intruidas por plutones del Cretácico superior2,3. Playa Corrales es una extraordinaria opción para practicar el esnórquel, ya que precisamente presenta grandes parches de playa rocosa, dónde sirve de hábitat para inumerables invertebrados bentónicos, entre los que destacan pequeñas estructuras coralinas, bivalvos como almejas y ostiones, y estrellas de mar, aunque también se pueden encontrar peces, mantarrayas, tortugas o delfines que visitan continuamente Playa Corrales. No obstante, la playa está dominada por suaves arenas que la convierten en un excelente lugar para practicar deportes acuáticos, como lo es el Kayak, el paddle surf y la pesca. A los límites de la playa se presentan pequeñas corrientes locales propias del sur de la bahía, por lo que Camping México te recuerda practicar el esnórquel acompañado siempre de un profesional. 

Anemonas

No todo es playa, pues la zona geográfica (desde Playa Corrales hasta el sur del Estado de Jalisco) alberga más de 1,200 especies de plantas vasculares, 427 especies de vertebrados y más de 2,000 especies de insectos, con un elevado componente endémico4. La ocurrencia de especies escasas y de aquellas incluidas en la NOM-059-ECOL-1994 hacen de una zona digna para ser considerada como área prioritaria para la conservación. Toda la zona montañosa costera sur de la Bahía de Banderas se encuentra adornada por un paisajismo de flora de bosque tropical caducifolio, donde sobresalen especies como Amphipterygium adstringens, Prosopis juliflora (mezquite), Crataeva tapia (manzana de playa), Trichilia trifolia, Bursera arborea (papelillo), Guazuma ulmifolia (guásima)y algunas cactáceas que le dan a la visita un toque aún más fascinante3.

A pocos kilometros de Playa Corrales, en el extremo sur de la Bahía, se ubica el Faro de Cabo Corrientes, edificación militar construida que data de la época del Porfiriato. Existen dos maneras de llegar al Faro desde Playa Corrales, por lancha, o si lo tuyo es el senderismo y eres amante del avistamiento y fotografía de fauna, podrás disfrutar de magníficas tomas de aves endémicas y migratorias, además de excelentes panorámicas hacia mar abierto.

En fin, Playa corrales ofrece un descanso único que obligará a la cotidianidad olvidarse de las presiones y contaminaciones citadinas, una playa tropical magnífica y extraordinaria que queda a merced de todo amante del camping.  

Lado norte de Corrales

Literatura

1García, E. (1981). Modificaciones al sistema de clasificación climática de Köppen. Instituto de Geografía, UNAM, México

2Jensky, W. A. II. (1975). Reconnaissance Geology and Geochronology of the Bahia de Banderas Area, Nayarit and Jalisco, Mexico.Tesis Maestría. Universidad de California en Santa Barbara. Estados Unidos. 80 pp

3Ramírez-Delgadillo, R & Cúpul-Magaña, F. 1999. Contribución al conocimiento dela flora de la Bahía de Banderas, Nayarit-Jalisco, México. Ciencia ergo sum, 6(2). 

4Estación biológica de Chamela. Consultado el 5 de Mayo de 2019. www.ib.unam.mx

Related Articles